Google

domingo, 1 de abril de 2007

MARCADA POR EL ODIO.


La gente con su afán de protagonismo llega hasta sitios impensables para dejar patente que sus huesos pasaron por allí. Acostumbrados a ver en cientos de parques las tipicas firmas con fecha escritas a golpe de navaja en las troncos de los árboles o en los bancos o en las paredes de las casas o en los columpios, toboganes, etc. Lo de esta foto, que esta hecha en las faldas del Cristo de Monteagudo, ya es el no va más ahora bien que me alegraria mucho saber que la gracia de firmar en la pala de la chumbera le hubiera costado un bien pinchazo por listo.

1 comentario:

El buzón de mi casa dijo...

Vicente permiteme una reflexión.

Acaso es el verdugo el asesino, probablemete el "chumbelador" es solo un "sintoma" de la sociedad naciente del conocimiento práctico.

Mejor sería pinchar a aquellos que abogan por la perdida de los valores, sobre todo los sociales.